Trabajando con una Persona Tóxica

  • working with a jerk

Trabajando con una Persona Tóxica

“Durante los próximos seis meses, tu trabajo será crear una relación poderosa y sinérgica con la persona más tóxica de tu compañía”.  A medida que el profesor del Effective Executive Workshop hablaba, sentía que mi cabeza estaba a punto de estallar, mientras en mi mente veía la imagen de esta persona tóxica. Este trabajo, era sin duda, “mi peor pesadilla.”

Mi mente tambaleaba, mientras nos movíamos de la teoría a la práctica para aplicar lo aprendido. Este profesor me estaba dando a mí y a otros 80 ejecutivos en este Executive Workshop en 1983, una “tarea” que debíamos completar en los próximos seis meses, antes de regresar a la segunda parte del workshop. Acabábamos de terminar la primera parte sobre “Cómo mejorar CUALQUIER relación.”

Con mi evasión total al conflicto, mis pensamientos cambiaron rápidamente a buscar cómo podría salirme de esta tarea. “Siempre he querido mudarme a la costa oeste.” “Todavía soy joven, tal vez pueda cambiar de carrera.” Con esos pensamientos, atravesando mi mente llena de miedo, el profesor compartió más información que no me gustó.

Él preguntó: “¿Cuántas personas aquí tienen en su cabeza la imagen dicha persona tóxica?” Fue reconfortante ver que la mayoría de las personas tenían las manos levantadas mientras levantaba la mía. Entonces, el profesor dijo: “Vas a odiar esto, pero si la persona que estás imaginando en tu cabeza está sentada en este taller ahora mismo, hay una buena probabilidad de que él también te esté imaginando en su cabeza.”

Él tenía razón. Odié este punto en su totalidad. Como la mayoría de la gente, yo me veía como una buena persona, alguien con buenas intenciones. El profesor me obligó a afrontar el hecho de que “Se necesitan dos para bailar tango,” que hay dos partes en cada relación. Había una alta probabilidad de que yo esté en la mente de quien, para mí, era una persona tóxica.

El profesor dejó claro que una vez que categorizamos el comportamiento de otra persona como “no bueno”, o “a falta de integridad”, nuestros filtros perceptivos comienzan a ver a la otra persona a través del lente de esa categorización. Es entonces que observamos más comportamientos que parecen dar soporte a los juicios ya realizados.

El último concepto que recuerdo el profesor cubrió fue a través de algunas preguntas. Él preguntó: “¿Es esta persona que consideras ser ‘tóxica’ casada, o tiene una relación amorosa cercana? ¿Tiene hijos que lo aman? ¿Tiene amigos que piensan muy bien de ella o de él?” La respuesta a todas estas preguntas fue “sí.”

Me pregunté: “¿Realmente puedes cambiar una dinámica poco saludable?” La respuesta era sí, pero no es fácil. Se necesita valentía y persistencia. No puedo compartir muchos de los detalles de cómo se dio mi proceso, por razones de confidencialidad, pero aquí les comparto 10 pasos para transformar cualquier relación, basándonos en lo que nos enseñaron en nuestro taller.

  1. No se trata sólo de ti – Todo el mundo está haciendo lo mejor que puede. No es nuestro trabajo etiquetar a la gente como tóxica o como superestrellas. Es nuestro trabajo aprender a ser tan eficaces como podamos con todo el mundo.
  2. Aplica la Regla del 10% mientras analizas la dinámica – Si estás en conflicto con alguien, asume que tu comportamiento es al menos el 10% del problema. Busca toda la historia, como lo harías si estuvieras viendo un show de negocios en la televisión.
  3. Prepara tu estrategia de confrontación – Usando tu conocimiento de los patrones de comportamiento y tu observación sobre la personalidad de la otra persona, prepara un enfoque de la reunión que sutilmente los llevará a abarcar los temas de la manera más efectiva.
  4. Visualiza la reunión – En tu mente, experimenta ser la persona más impecable y nada defensiva, mientras visualizas la conversación una y otra vez, con diferentes respuestas de la otra persona. Observa cómo manejas las mejores y las peores respuestas, siempre con respeto y abiertamente, de manera que conduzca la reunión a un resultado positivo.
  5. La verdad primero – Inicia la conversación con observaciones con las que la otra persona debe estar de acuerdo, ya que son innegablemente ciertas. Esto logra un impulso.
  6. Pide ayuda y luego describe el problema – Pedir ayuda te hace vulnerable, lo que ayuda a la otra parte a abrirse más. Describe el problema de una manera en que reconozcas tu parte en él, y agrega una disculpa eso si es apropiado.
  7. Pierde el ego mientras escuchas y compartes al discutir el tema – Escucha los puntos de la otra persona con la verdadera intención de comprender mejor el tema. Mientras escuchas con autenticidad, la otra persona responderá mejor. Debes estar listo para aprender lo que no sabes, incluyendo cómo tu o tu gente está contribuyendo al problema. Reconoce los puntos positivos. Comparte tus verdades con claridad y con gracia. Comparte y recibe información hasta que todo esté claro y cada uno de ustedes reconozca la mejor solución.
  8. Resume la conversación para validar los acuerdos – A medida que resuman quién va a hacer qué, cuándo y cómo, verifica que ambos estén realmente en la misma página. Asegúrate de que hayan acordado sobre cómo se mantendrán responsable el uno al otro para cumplir con de las acciones acordadas.
  9. Agradezca a la otra persona – Mostrar aprecio agrega aún más a la relación. Reconoce que no era fácil discutirlo, si ese era el caso.
  10. Cumple con lo que dijiste que harías – La confianza viene de cumplir con los compromisos que obtienes. Siempre debes ser esa persona. Espera lo mismo de la otra persona también.

Espero que esto te ayude a ser más eficaz al tratar con alguien que puedes considerar tóxica. La clave para cambiar una relación es que exista alguien que dé el primer paso. La mayoría de la gente no hará esto. Cuanto más practiques esto, más fuerza interior y confianza obtendrás, y a su vez, ganarás más respeto.

Siempre hay algo más que aprender, pero una vez que te des cuenta de que puedes transformar unilateralmente cualquier relación, la vida se vuelve más fácil, y finalmente te darás cuenta de que hay pocos, o simplemente no hay personas tóxicas en tu mundo.

¡Los mejores deseos mientras aprendes y creces!

Barry


By |2018-04-30T18:13:28+00:00October 3rd, 2017|

About the Author:

Barry Robertson
Barry currently serves the firm as a Managing Partner and Consultant. He works with clients around the globe, facilitating leadership seminars and consulting one-on-one. He enjoys the advanced work that leads to greater and greater levels of self-awareness for his clients, and higher performance for their organizations.

Leave A Comment